sábado, 29 de enero de 2005

Desenterrar muertos

Ayer se estrenó la nueva temporada de Caiga Quien Caiga, con Manel Fuentes al frente del nuevo equipo, compartiendo mesa con Arturo Valls (el único de la etapa anterior) y Eduardo Aldán. El Fuentes, fatal. En realidad está fatal todo el equipo, un constante quiero y no puedo, fatal los reporteros, a los que ahora vacilan en lugar de vacilar, fatal la producción, con un exceso de efectos FX graciosillos. ¿Dónde fue a parar esa picardía dicharachera y locuaz que le dio personalidad al programa en la anterior temporada? Si algo se puede aprender de este desaguisado es que no hay que desenterrar a los cadáveres. Huelen mal.

3 comentarios:

Txapulín dijo...

Premisa: No lo vi.

Eso sí, lo que me huelo es que estabas muy predispuesto a que no te gustara.

Anónimo dijo...

Se habrá ido con Wyoming, siempre ocurre lo mismo. Lo + Plus perdió muchísimo cuando se fue Máximo Pradera.

Puño por el culo pa los refritos.

Lily Maid dijo...

Uhm...a mí me hizo gracia. Ya sé que no es lo mismo, pero bueno, ^^, a ver que tal siguen. El primer programa no estuvo tan mal. Oye, si hasta me gustó el estilo de Urdaci, que uno puede ser lo puto peor, pero al menos ser educado...
(Lo sé, los viajes me dejan en un estado de pobreza léxica que casi parezco mi hermana gemela maligna, esa que alimentan con cabezas de pescado).
(Mira, que me voy a dormir).
Un beso, nene, ya sabes...bueno, ya sabes, que no hace falta que te diga nada.
Lotje, as usual.