jueves, 31 de diciembre de 2009

La fabulosa aventura de los hermanos Montgolfier

Hace más de 200 años, los hermanos Montgolfier se embarcaron en una curiosa aventura. En el último cuarto del siglo XVIII descubrieron que el aire caliente era menos denso que el aire frío. Si se lograba encerrar en una pequeña bolsa confeccionada a base de seda, el aire caliente ejercía un empuje hacia arriba que era capaz de levantar bastante peso.

Poco a poco fueron perfeccionando el invento hasta que construyeron el que sería el primer globo aerostático, de 13 metros de ancho y 21 metros de alto, con un volumen de 220 m3 y 500 Kg de peso, para lograr el primer vuelo de un ser humano el 21 de noviembre de 1783.

Con ese globo sobrevolaron la ciudad de París desde una altura de 1000 metros, recorriendo una distancia de 9 kilómetros.

Montgolfier

Para controlar la altura del globo, se calentaba el aire quemando paja. Para que el globo subiera alto, muy alto, se soltaba el lastre.

Y esa es la fabulosa historia de los hermanos Montgolfier.

Feliz 2010.

lunes, 28 de diciembre de 2009

lunes, 21 de diciembre de 2009

A lo grande

Hoy el invierno ha llegado, y vaya si lo ha hecho, ¡a lo grande! ¡Nieve, nieve!

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Monos malvados

El mundo de la TV y el cine ha tenido sus personajes malos. Pero los más malvados, los que ponen la carne de gallina, son los monos. A saber:

Monos malvados

El Mono Malvado del Armario, que aterroriza a Chris Griffin en la serie Padre de Familia.

Monos malvados

El doctor Zaius, científico simiesco en el Planeta de los Simios, que esclaviza a la humanidad y baila breakdance en los musicales de Broadway.

Cuidado si os cruzáis con alguno de estos monos, estáis a tiempo de huir.

lunes, 7 de diciembre de 2009

La ley de la patada en el router

El abogado David Bravo ha publicado en su blog una reflexión que reproduzco aquí íntegramente por lo brillante y acertada que me ha parecido. No tiene desperdicio.

En el año de 2006, con la redada a páginas de enlaces, se produjo la que, según los medios de comunicación, fue la operación más importante contra la piratería en toda Europa. Poco después de las detenciones fueron muchos los que brindaron con champagne: los medios de comunicación escribían editoriales titulados “Piratas en la Red” y la por entonces Ministra de Cultura, Carmen Calvo, aparecía fotografiada junto a miembros de la policía y algunos artistas con gesto triunfal. La euforia era tan desmedida que la Federación Antipiratería condecoró a la brigada que realizó la operación y ACAM publicó una lista de “páginas desde las que se delinquía”, relegando el papel de los jueces a una cuestión de puro trámite y considerando que su labor se reducía a graduar la mayor o menor intensidad de una pena que se creía ineludible.

Nunca lo hemos contado, pero cuando Javier de la Cueva y yo acudimos al juzgado a la declaración de los imputados en el caso Sharemula, salimos de allí asombrados por la actitud de los que se sentaron en el estrado de enfrente: un abogado y dos abogadas que, literalmente, se reían de las respuestas de nuestro defendido y que se despidieron de nosotros con cara de haber presenciado un patético espectáculo de excusas desesperadas y estrafalarias. Después de aquello no volvimos a verlos porque los dos imputados en ese caso no tuvieron que regresar más al juzgado: el Juez decidió archivar directamente el asunto al considerar que la actividad denunciada no era delictiva. En el mismo sentido se pronunciaron diversos juzgados de diferentes ciudades de todo el país y, ante el fracaso de esta vía penal, se probó suerte en la civil. La última resolución en esta vía puede dar una idea del grado de frustración de la industria y del Ministerio de Cultura: el juzgado ordena reabrir dos páginas de enlaces a redes P2P condenando en costas a SGAE y, como guinda, multándola a ella misma por mala fe en su solicitud de cierre.

Para encontrarle una explicación, es en este contexto en el que debe analizarse la reforma incluida en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible y que pretende apartar a los jueces para que ahora sea una comisión del propio Ministerio de Cultura -aquél que aplaudió las detenciones- el que decida sobre la licitud o ilicitud de estas páginas webs.

Aunque el puzle tiene sólo dos piezas y es fácil de encajar para cualquiera que no escriba editoriales en El Munto y El País, los abogados de la industria se están encargando de aclararlo mejor. Marisa Castelo, abogada que no hace mucho dijo que si el modelo en el que se basa el fenómeno de las descargas sigue degenerando ve "a la gente asaltando los concesionarios de coches", dio hace pocos días una entrevista online en ABC donde puso las cartas sobre la mesa. Tras defender a ultranza esta reforma y, ante la pregunta de si se “ganan muchas demandas por violaciones de propiedad intelectual en internet”, la letrada contesta: “has dado en el clavo :-)” (con smiley en el original). Es decir, el quid de la cuestión de esta reforma se encuentra en que la industria no está ganando muchas demandas (de hecho, en casos de páginas de enlaces han ganado un total de cero) y de ahí la necesidad de una ley cuyo objeto no es otro que trasladar el poder de decisión de los jueces al Ministerio de Cultura. En palabras de la abogada “la necesidad de esta reforma surge sencillamente de que no se está aplicando el Código Penal de manera correcta”. O lo que es lo mismo: como los jueces no interpretan las leyes como lo hace la industria y sus representantes del Ministerio, es necesario quitarlos del medio. Tras perder varios partidos seguidos, le dicen al árbitro “mejor deme a mí el silbato, que ya me encargo yo de ésto”.

Sólo un país inmerso en la más absoluta mediocridad moral e intelectual puede no llevarse las manos a la cabeza ante la posibilidad de que un órgano administrativo decida atribuirse la potestad de calificar una conducta como ilícita sólo porque los jueces no la consideran como tal. Hoy el Gobierno ha decidido que los jueces se han equivocado con su calificación de las páginas de enlaces de modo que, en adelante, deben encargarse ellos mismos directamente. Mañana, ¿qué será? ¿Qué puerta se está abriendo con esta propuesta?

Estoy hablando de páginas de enlaces pero, en puridad, la reforma no les atañe sólo a ellos. El tenor literal del texto de la reforma es mucho más amplio y señala directamente a toda aquella página web que obtenga algún rendimiento económico, por pequeño que sea, y que pudiera estar vulnerando algún derecho de propiedad intelectual: un blog con publicidad que suba una foto sin permiso o que haga una cita que no encaja exactamente en el derecho de cita, estaría en el punto de mira.

Mientras esto sucede, algunos "opinadores" profesionales de los medios de comunicación, incapaces de darse cuenta de que ellos son uno más de los muchos afectados, caricaturizan esta protesta dibujándonos como niños llorones que queremos descargas gratis, y ello por desconocer que esta reforma ni siquiera ataca directamente a las descargas. Lo que aquí está en juego es lo suficientemente grave como para que se rechace incluso por los que están contra las descargas y con independencia del signo político de cada cual, y es que se trata de dar el visto bueno a que un gobierno pueda arrancar de las manos a los jueces determinados asuntos sólo porque las decisiones que estaban adoptando no les gustan. Y no sólo eso, si la reforma termina cristalizando en una ley real se abre además otra puerta peligrosa: permitir que un órgano administrativo cierre páginas molestas en función de lo que éste considere que es una infracción de propiedad intelectual. De poco sirve la garantía de que la ley diga que en casos en los que el cierre afecte a la libertad de expresión será un juez el que decida, y para comprender la falta de solvencia de esa garantía basta con recordar las espeluznantes palabras de la Ministra de Cultura a este respecto: "la intervención de un juez puede ser necesaria en ocasiones, pero será la Comisión [del Ministerio de Cultura] quien valore esa opción". O lo que es lo mismo, una vez iniciado el procedimiento será el propio Ministerio de Cultura quien decidirá, caso por caso, sobre su propia competencia y sobre la necesidad de que un juez intervenga o no.


Más allá de lo acertadísimo de sus palabras, me ha encantado esta frase:

Aunque el puzle tiene sólo dos piezas y es fácil de encajar para cualquiera que no escriba editoriales en El Mundo y El País


Por fin alguien que se da cuenta que ambos medios están al mismo nivel en cuanto a catadura moral, línea editorial "interesada y maniquea" y servilismo para unos intereses particulares que no tienen nada que ver con los intereses de la gente normal que los lee.

Encuentra las siete diferencias

Es lo que hay por estas latitudes...

miércoles, 2 de diciembre de 2009

En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Durante estos días se está propagando por la red hispana un manifiesto al cual me adhiero.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Aparte de este manifiesto, en los últimos días la posición de los ladrones, titiriteros y vividores de la sopa boba se está volviendo cada vez más radical e intransigente. Aparentemente Ana Belén y Victor Manuel se han quedado sin gasolina para su Rolls Royce, Pilar Bardém está cansada de buscar restos de comida en los contenedores de basura, Ramoncín está aburrido de comer pollo frito todos los días, Loquillo no gana para gomina, a Aute se le van los euros en crecepelo, y a Antonio Carmona no le llega la pasta para pagarse la clínica de desintoxicación. ¿Qué hacer? Pues ir a lucirse ante el ministerio de Industria, Turismo y Comercio para mearse en las esquinas y aprovechar la lamentable e infinítamente penosa línea editorial de los medios de información serviles para hacer propaganda -en el sentido Goebbeliano del término- para conseguir que sus amigüitos del gobierno legislen a su favor y en contra de la gente, quitándonos derechos contemplados en la legislación actual. ¿El resultado? Titulares que provocan la vergüenza y la náusea a partes iguales:

"En cinco años esto desaparece. No habrá ni canciones ni música"

Alucinante. Perdónenme queridos lectores, pero tengo que ir a vomitar.

domingo, 29 de noviembre de 2009

6146

Ponle Freno 2009

Esta mañana ha tocado correr los 10 kilómetros de la carrera organizada por Ponle Freno, una campaña para promover la seguridad vial. Ha estado muy bien y en contra de lo que me imaginaba, mucha gente apareció en la cita, con muy buen ambiente. Personalmente muy contento por la marca (44:06) y lo peor del día, la lluvia que no ha parado de jarrear durante gran parte del evento. Nunca había estado tan calado en mi vida. Habrá que repetir el año que viene esperando que haga mejor tiempo o que al menos no llueva. Y tal vez otros retos, ¿como una media maratón?

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Todo el mundo quiere ser encontrado

¿Qué es la soledad? A esta pregunta cada persona podría responder de una forma diferente, en función de cómo la sienta y de sus vivencias. ¿Quién no se ha sentido solo en algún momento de su vida? La respuesta de Sofía Coppola a esta cuestión viene en forma de celuloide bajo el nombre de Lost in Translation.

Lost in Translation
Gracias, Sofía Coppola, por este primer fotograma.

Bill Murray y Scarlett Johansson se meten en la piel de dos personajes -Bob Harris y Charlotte- que han ido a parar a Tokio por diversos motivos. Él, una estrella de cine en declive que vive de la fama de las películas que interpretaba en los años 70 y que ahora se limita a protagonizar anuncios de productos por todo el mundo, ha llegado a la capital de Japón a trabajar en una campaña de whisky Suntory. Su apretada agenda le lleva del estudio de grabación a una sesión fotográfica, pasando por los programas de televisión japoneses más populares.

Lost in Translation
Bajitos, y calvos como yo, qué pringaos.

Lost in Translation
El Jesús Vázquez japonés.

Ella, una joven veinteañera recién licenciada en filosofía que acompaña a su marido John, un fotógrafo fashion-trendy y adicto a su trabajo, hasta Tokio.

Lost in Translation
¿Dónde están mis calzoncillos CK?

Las circunstancias de ambos en origen difieren bastante. Bob está pendiente de sus hijos y de su esposa que le martiriza entre faxes y llamadas telefónicas a horas intempestivas con conversaciones tan intrascendentes como pedirle su opinión acerca de la moqueta que van a instalar en su casa. En cambio Charlotte descubre tras dos años de matrimonio que no conoce ni a su marido ni a ella misma. Tras terminar sus estudios no sabe quién es ni lo que quiere hacer en la vida.

Lost in Translation
Línea transoceánica que enlaza con Nuevos Ministerios. Definitivamente a Gallardón se le ha fundido el fusible.

Ambos personajes, muy diferentes, viven en el filo de la navaja, sintiendo vértigo por la vida, sus incertidumbres, sus preguntas sin responder. Él se siente desvanecer por una vida gris, por veinticinco años de matrimonio estancado, por la falta de motivación. Ella está al borde del abismo que representa el no saber adónde ir ni qué hacer, sin encontrar una dirección. Los dos son diferentes pero complementarios y fundamentalmente similares. Están solos y perdidos en la vida, de la misma forma que están perdidos en una ciudad extraña de un país lejano en un continente al otro lado del globo. Perdidos en la traducción de un idioma incomprensible e ilegible.

Lost in Translation
Un paseo por el distrito Shibuya.

Lost in Translation
Los habitantes de Tokio jugando a la rayuela gigante.

Días extraños enlazados con noches en blanco interminables por el jet lag, viendo la televisión con la mirada perdida, o la panorámica de la ciudad inhumana desde lo aislado de sus habitaciones de hotel colgadas por encima del tumulto que no cesa. Perdidos en Tokio, que no es un sitio más de la película, sino un personaje plenamente constituido -y toda una elección acertada de la directora que es también la autora del guión- como una metáfora de la situación de Bob y Charlotte. Dos personas desconocidas que se encuentran en un lugar desconocido, Tokio, erigido como un refugio emocional.

Lost in Translation
Tokio la nuit.

Tanto el uno como el otro no lo tienen fácil en su estancia en Japón. La mayor parte del día lo pasan solos sin comprender a su entorno. La directora juega con este factor para acentuar esa sensación de desamparo. Para ello les pone en situaciones difíciles, a veces exasperantes, donde el desconocimiento del idioma les deja a merced de lo que les rodea.

Lost in Translation
For relaxing times, make it Suntory time.

Por ejemplo, la escena en la que Bob tiene que rodar un spot publicitario para Suntory. El director del anuncio es un moderno insufrible que no hace más que hablar y hablar en una especie de onanismo cultureta para autosatisfacción de su ego y su ombligo. En una escena genial, la traductora apenas reduce a Bob toda la parrafada del director en un par de frases escuetas. Evidentemente Bob se encuentra perdido y desbordado por los acontecimientos. Y toda la escena, sin subtítulos, hace que el espectador se sienta tan perdido como su protagonista.

Lost in Translation
¿A que no te bebes esta botella a hidalgo?

Lost in Translation
Logel Mool.

Para los que hayan visto la película y hayan sentido curiosidad por todo lo que se dice en la escena, aquí va una traducción (en inglés):

Director (in Japanese to the interpreter): The translation is very important, O.K.? The translation.
Interpreter: Yes, of course. I understand.
Director: Mr. Bob-san. You are sitting quietly in your study. And then there is a bottle of Suntory whiskey on top of the table. You understand, right? With wholehearted feeling, slowly, look at the camera, tenderly, and as if you are meeting old friends, say the words. As if you are Bogie in "Casablanca," saying, "Cheers to you guys," Suntory time!
Interpreter: He wants you to turn, look in camera. O.K.?
Bob: That's all he said?
Interpreter: Yes, turn to camera.
Bob: Does he want me to, to turn from the right or turn from the left?
Interpreter (in very formal Japanese to the director): He has prepared and is ready. And he wants to know, when the camera rolls, would you prefer that he turn to the left, or would you prefer that he turn to the right? And that is the kind of thing he would like to know, if you don't mind.
Director (very brusquely, and in much more colloquial Japanese): Either way is fine. That kind of thing doesn't matter. We don't have time, Bob-san, O.K.? You need to hurry. Raise the tension. Look at the camera. Slowly, with passion. It's passion that we want. Do you understand?
Interpreter (In English, to Bob): Right side. And, uh, with intensity.
Bob: Is that everything? It seemed like he said quite a bit more than that.
Director: What you are talking about is not just whiskey, you know. Do you understand? It's like you are meeting old friends. Softly, tenderly. Gently. Let your feelings boil up. Tension is important! Don't forget.
Interpreter (in English, to Bob): Like an old friend, and into the camera.
Bob: O.K.
Director: You understand? You love whiskey. It's Suntory time! O.K.?
Bob: O.K.
Director: O.K.? O.K., let's roll. Start.
Bob: For relaxing times, make it Suntory time.
Director: Cut, cut, cut, cut, cut! (Then in a very male form of Japanese, like a father speaking to a wayward child) Don't try to fool me. Don't pretend you don't understand. Do you even understand what we are trying to do? Suntory is very exclusive. The sound of the words is important. It's an expensive drink. This is No. 1. Now do it again, and you have to feel that this is exclusive. O.K.? This is not an everyday whiskey you know.
Interpreter: Could you do it slower and ....
Director: With more ecstatic emotion.
Interpreter: More intensity.
Director (in English): Suntory time! Roll.
Bob: For relaxing times, make it Suntory time.
Director: Cut, cut, cut, cut, cut! God, I'm begging you.


Lost in Translation

Sofía Coppola ha sabido plasmar esas sensaciones encontradas en todas las fases de la película. Desde un guión impoluto dirige una sucesión de escenas perfectamente elegidas. El guión sabe cuándo hacer hablar a sus personajes, y sabe también cuándo hacerlos callar, pues los silencios en esta película son casi más importantes que sus diálogos. La sutileza que queda plasmada en los paisajes, en las miradas llenas de estupor y admiración, en Charlotte dejándose llevar aturdida por los templos budistas, o en Bob recorriendo la ciudad y contemplando asombrado sus neones brillantes desde la ventana de su limusina. Todos esos momentos marcan un tempo perfecto para que la historia discurra por sí misma, vital algunas veces, pausado -que nunca lento- otras.

Lost in Translation

Lost in Translation

Estos silencios vienen a recalcar la soledad que sufren ambos personajes. Charlotte siempre abandonada por su marido, un personaje cuasi cómico que siempre aparece de manera fugaz y que entra en pantalla sólo para evaporarse de la escena instantes después, maleta en mano. Tampoco se siente identificada con los amigos de su marido, como por ejemplo una actriz de películas de acción que se encuentran por azar en el hotel: todo un ejemplo de persona vacua con la que Charlotte no puede sino sentirse a años luz. El resultado es que Charlotte está sola aún rodeada de gente, quedando su mundo reducido al hotel y lo que puede ver vagando por Tokio.

Lost in Translation

Por otro lado está Bob, frustrado por una trayectoria que toca a su fin y una esposa que ya no le necesita, y que tampoco busca comprenderle como demuestra la conversación que mantienen por teléfono: "Me gustaría cuidarme más, comer más sano, como la comida japonesa", "Pues puedes quedarte ahí para comerla a diario". Esta soledad es la clave de una película que apuesta por la creencia de que dos extraños pueden encontrar en el otro la comprensión de los problemas que les aturden.

Lost in Translation
Los desastres del jet lag.

Puede parecer paradójico, pero con un extraño puede resultar más asequible el hablar de tus problemas más profundos pero a la vez permaneciendo en un plano más indefinido, haciéndole cómplice aún sin tener que entrar en detalles que alguien conocido te preguntaría. Charlotte y Bob son dos personas presas del jet lag que se pasan los días deambulando entre los pasillos, la piscina o el bar del hotel donde están largos ratos sin hacer nada, pero que les es suficiente para encontrarse y cruzar unas pocas frases para entrar en sintonía y encontrar la complicidad que echaban en falta.

Lost in Translation

Lost in Translation
Los videojuegos, el way of life de Japón.

Hay que añadir que Sofía Coppola ha tenido el acierto de tratar la relación de ambos con mucha delicadeza. Nada de besos apasionados ni de noches tórridas en la cama, muy propio del cine hollywoodiense. En cambio la relación de Bob y Charlotte transcurre dentro de una línea de complicidad que les ata en un plano más allá que el carnal. Miradas, gestos y silencios son más que suficientes para que el espectador sepa lo que ellos sienten y necesitan de la otra persona. Todo ocurre sin ocurrir, sin la necesidad de lo obvio. Ahí entra en juego el tercer personaje, Tokio, que les permite por un breve lapso de tiempo en sus vidas liberarse de sus ataduras, perder sus identidades, encontrarse a ellos mismos.

Lost in Translation
Un campo de golf vacío en Japón: sci-fi del bueno.

Juegan a perderse en las calles de la ciudad, conociéndola como no lo haría ningún turista, en pubs escondidos en rincones recónditos, acompañados por sus amigos japoneses. Una fiesta, música, focos y luces de una discoteca, una cena en un restaurante de sushi, una sesión de karaoke -mítica, con Bill Murray cantando el More Than This- con canciones implícitas de lo que está aconteciendo, los neones de Tokio y las luces de sus rascacielos, los ruidos de sus salas de videojuegos... el personaje de Tokio siempre acompañando a la acción que se desarrolla en la mente del espectador.

Lost in Translation
Corre, o los zombies ludópatas nos comerán el cerebro.

Por supuesto, en este blog no se puede dejar pasar la ocasión de mencionar la banda sonora. Suave y aterciopelada, cada tema está perfectamente elegido y magistralmente aplicado en el momento perfecto. Ver a Charlotte perderse por Tokio con los compases serenos de temas como Fantino, Tommid, On The Subway, o Alone in Kyoto. O a Bob llegando a Japón envuelto en la hipnótica melodía de Girls (Death in Vegas). Ver a Bob y Charlotte volver de una noche de fiesta a ritmo de Sometimes de los My Bloody Valentine mientras miran la bahía con los ojos vidriosos, la mirada perdida del que ha disfrutado cada segundo pero su cuerpo le dice basta. También hay sitio para los temas vitales y potentes de una noche sin fin como Too Young, de Phoenix, o The State We're In de los Chemical Brothers. Sin olvidarse de temas eternos como el God Save the Queen de los Sex Pistols, More Than This de Roxy Music, o Brass in Pocket de los Pretenders, para una sesión de karaoke en la que uno hubiera deseado estar sin ninguna duda. En resumen, una banda sonora soberbia, a la altura de la película, vigorosa en el momento adecuado, y melancólica y delicada cuando debe serlo.

Lost in Translation
More than this.

Como no podía ser de otra forma, Sofía Coppola sabe terminar magistralmente su obra maestra con la sutileza que ha demostrado a lo largo de todo el metraje. Una relación explícitamente indefinida, a ritmo de los acordes del tema Just Like Honey, de los The Jesus & Mary Chain, con la letra más adecuada a ese momento tan amargamente dulce.

Lost in Translation

Listen to the girl
As she takes on half the world
Moving up and so alive
In her honey dripping beehive
Beehive
It's good, so good, it's so good
So good

Walking back to you
Is the hardest thing that
I can do
That I can do for you
For you

I'll be your plastic toy
I'll be your plastic toy
For you

Eating up the scum
Is the hardest thing for
Me to do

Just like honey


Lost in Translation

Esta película es una joya, y quienes sepan apreciarla la disfrutarán aún más en versión original. Disfrutad de sus diálogos, de sus silencios, de su música, de sus sentimientos.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Saldando cuentas

Depeche Mode Tour 2009

Dentro de un minuto saldaremos cuentas pendientes desde hace algunos años, señor David Gahan. Ya era hora, ¿no le parece?

jueves, 5 de noviembre de 2009

¡Ya vienen, ya llegan!

Ya están aquí las primeras nevadas serias del invierno.

Nevadas del invierno 2009/2010

Nevadas del invierno 2009/2010

¡Yupi!

martes, 13 de octubre de 2009

El otoño ya ha llegado

El otoño ya está aquí

El otoño ya está aquí. Con sus colores vivos, sus hojas muertas, caídas en la batalla del verano, el clima incierto, los días titubeantes, las noches frías, las nubes amenazadoras, el sol mortecino, la nostalgia indefinida de algo que nunca sabes de qué se trata y que tampoco tiene mucha importancia.

El otoño ya está aquí

El otoño ya está aquí. Bienvenido.

viernes, 9 de octubre de 2009

Alucina, vecina

Le han dado el Premio Nóbel de la Paz a Obama. Alucinante. Desde que se lo dieron a Al Gore vengo reclamando que se cree una nueva categoría, "Premio Nóbel al mejor marketing y asesores". ¿Para cuándo?

lunes, 21 de septiembre de 2009

Sprays, pintadas y tildes

Todos los días, cuando voy al trabajo en autobús, veo a lo lejos una pintada donde parece poner "Cómete tus errores". Sin embargo, como se encuentra a bastante distancia, y la pintura parece estar borrada, parece más una mancha o un borrón antes que una tilde, con lo que podría querer decir "Comete tus errores", la verdad es que no lo sé con exactitud.

Cosas del español y de sus tildes. En cualquier caso, bien por ambas frases.

domingo, 20 de septiembre de 2009

España está aplastando a Yugoslavia por 20 puntos arriba



Dado que acabamos de ganar el campeonato europeo de baloncesto, procede poner un clásico musical :-D

Los McDonalds están de vacas flacas, ha vencido la tortilla de patatas. En Las Vegas no hay black jack, solo se juega al cinquillo...


Por cierto, ya no se encuentra este tipo de ropa en el Zara, qué pena.

Gloria bastarda

Bueno bueno, ya era hora de que Quentin Tarantino hiciese algo a la altura de Pulp Fiction. Con Malditos Bastardos por fin deja atrás ese coñazo llamado Kill Bill. Totalmente recomendable.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Ironías de la vida

Cuatro años y medio con el mismo terminal, y en cinco meses tres teléfonos diferentes. Vivir para ver, je.

martes, 1 de septiembre de 2009

1 de septiembre

Hoy, 1 de septiembre, día de vuelta de vacaciones de cienes y cienes y miles de personas. De nuevo el transporte público atestado, las calles repletas, el tráfico imposible. ¡Con lo bien que se está trabajando en verano! Por mí, que todos se vuelvan a ir otro mes más de asueto, os doy mi permiso. Y no volváis.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Soundcastles

Pretz - Soundcastles

Hacía tiempo que no me entusiasmaba tanto al escuchar un disco como el que he descubierto hace algunas semanas, y que me invita a ponerlo una y otra vez. Esta vez el artífice ha sido Pretz, seudónimo bajo el que se esconde Neil Cowley, prolífico compositor de chill out que forma parte de otros grupos como Zero 7 o Fragile State.

Un álbum repleto de sonidos cálidos, un cóctel de notas burbujeantes como el tema Chapel Stile con el característico sonido del piano Rhodes, la música aterciopelada como en Zazie Skips The Pond, los suaves pianos de Don't Blink, o el potentísimo ritmo de bajo y teclado de Texas Exhale que le confiere un toque groove acompañado de una discreta percusión muy jazzy que caracteriza todo el álbum. Y todo para terminar con el tema Buzz Charge, el corte más electrónico y onírico de todo el disco como colofón del mismo.

Tenemos entre manos un disco evocador de ambientes relajados, lujosas estancias, antiguos castillos europeos repletos de tapices, cuadros y armaduras donde se podrían ambientar viejas películas sesenteras. Escuchando algunos de los temas parece como si en cualquier momento fuesen a aparecer David Niven, Peter Sellers o el mismísimo James Bond con su elegancia inglesa y el martini en la mano.

Doce temas de delicioso downtempo y buen feeling para disfrutar y que cumplirá las expectativas de los amantes de la buena música.

lunes, 13 de julio de 2009

Beautiful and delicate

Piet Blank y Jaspa Jones son un dúo alemán dedicados a componer música trance. Habituales en muchos recopilatorios de chill out, también han publicado una serie de discos propios conocidos como Relax, saga que ya va por su cuarta entrega. De entre todos sus temas, de un nivel muy alto en general, quería destacar Loneliness, una pequeña joya tanto por su melodía como por la cantante -una tal "BoBo"- que susurra una preciosa letra. Espero que la sepáis apreciar tanto como yo.



Blackness
All is wrapped in blackness
Covered overall
Blankets of blackness

Can't even see my fingers
In front of my eyes
Moving like ballet dancers
In slow motion

And a sound reminding me of bugle calls
Hurricanes my heart into commotion

But waiting is never wasted time
Waiting is never wasted time

Even loneliness is full of life
Loneliness itself is full of life
Waiting to be discovered

jueves, 9 de julio de 2009

Humor negro

Joker

¿Qué le dice el Joker a Sirius Black?....

Sirius Black

Why so Sirius? LOOOOL

jueves, 2 de julio de 2009

Un, dos, tres, ¡catorce!

Pues va a ser tal que así...

  • 1. Breathe
  • 2. No Line On The Horizon
  • 3. Get On Your Boots
  • 4. Magnificent
  • 5. Beautiful Day
  • 6. I Still Haven’t Found What I’m Looking For
  • 7. Angel of Harlem / Don’t Stop Til You Get Enough / Man in the Mirror
  • 8. In a Little While
  • 9. Unknown Caller
  • 10. The Unforgettable Fire
  • 11. City of Blinding Lights
  • 12. Vertigo
  • 13. I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight
  • 14. Sunday Bloody Sunday
  • 15. Pride
  • 16. MLK
  • 17. Walk On / You’ll Never Walk Alone
  • 18. Where the Streets Have No Name
  • 19. One
  • 20. Ultraviolet
  • 21. With or Without You
  • 22. Moment of Surrender


(o más o menos, eso esperamos...)

¡Un saludo desde el estadio!

martes, 30 de junio de 2009

Cuestión de nomenclatura

Cuando solía haber problemas en las líneas del Metro, de toda la vida las locuciones por megafonía empezaban con el típico "Señores viajeros...". Pero en los últimos días han cambiado esa fórmula por la de "Señores clientes...". Da que pensar.

jueves, 18 de junio de 2009

lunes, 15 de junio de 2009

Resarcido

Único

Único

Único

Único

Único

Único

Único

Impresionante es poco....

miércoles, 10 de junio de 2009

The Road goes ever on and on

The Road goes ever on and on
Down from the door where it began.
Now far ahead the Road has gone,
And I must follow, if I can,
Pursuing it with eager feet,
Until it joins some larger way
Where many paths and errands meet.
And whither then? I cannot say.