viernes, 31 de marzo de 2006

El tonto útil

Lo último de lo último es ver a los pobres tontos de IU actuando como perro de presa de los ladrones y asumiendo sus mentiras. Vivir para ver...

martes, 28 de marzo de 2006

¿Qué pastilla eliges?


Abre los ojos, Neo.

Un pequeño recopilatorio de artículos clásicos acerca de eso que los mafiosos llaman "piratería". Aunque se podrían poner muchos, muchísimos más que denuncian el abuso de las entidades de gestión y de la industria audiovisual, hasta el punto de cambiar las reglas del juego para criminalizar a millones de personas normales y corrientes de la noche a la mañana...

La sopa boba.

Titiriteros.

The problem with music.

Por favor, ¡pirateen mis canciones!

Manifiesto ¿en contra? de la piratería.

¿Por qué compramos CDs?

Quien a CD mata, a mantazos muere: piratería y doble moral.

The Internet debacle - An alternative view.

Manifiesto de Kiko Veneno.

La Caída de la industria del disco.

Compartir es legal, Ribas lo que Ribas.

Courtney Love's speech.

La SGAE, los derechos de autor y los derechos de todos / Carta abierta al PSOE.

El canon del miedo.

lunes, 27 de marzo de 2006

Ahora que vamos despacio...

Si os habéis preguntado por qué en el trayecto del AVE entre Madrid y Lérida los trenes están muy lejos de alcanzar su velocidad máxima, he aquí un interesante artículo que lo explica.



Somos sombras



We Will Become Silhouettes

I've got a cupboard with cans of food,
filtered water, and pictures of you
and I'm not coming out until this is all over.
And I'm looking through the glass
Where the light bends at the cracks
And I'm screaming at the top of my lungs
Pretending the echoes belong to someone
Someone I used to know

And we become silhouettes when our bodies finally go

I wanted to walk through the empty streets
And feel something constant under my feet,
But all the news reports recommended that I stay indoors
Because the air outside will make
Our cells divide at an alarming rate
Until our shells simply cannot hold
All our insides in,
And that's when we'll explode
(And it won't be a pretty sight)

And we'll become silhouettes when our bodies finally go

martes, 21 de marzo de 2006

Frikis por goleada

Desde hace algunos días, una mente preclara ha decidido que era hora de rescatar del olvido una de las series emblemáticas de la televisión noventera, santo y seña de los chavales en aquellos tiempos en los que pasamos de dos a cinco canales de la noche a la mañana, y pudimos acceder a un montón de material friki mientras nos merendábamos unos cuantos bollycaos.

La serie es, por supuesto, Oliver y Benji (aka Captain Tsubasa para los frikis incurables), emitida en horario prime time en directa competencia con los telediarios de las otras cadenas (algo irrepetible en la televisión de este país), donde un chaval llamado Oliver Aton (al parecer resulta que se escribe Hutton) se dedicaba a darle al balón en vez de estudiar la fotosíntesis del berberecho nipón.

Es de todos conocidos, a menos que hayáis vivido bajo una piedra queridos lectores, de las increíbles -en todo el sentido de la palabra- andanzas futboleras de estos muchachotes, compañeros y rivales en esos estadios de longitud inabarcable. Por no hablar de personajes estrambóticos, ex-futbolistas brasi-leños alcohólicos, porteros más grandes que sus porterías, delanteros que sufrían tres infartos durante los partidos, públicos demasiado entusiastas, estrategias inverosímiles a la par que absurdas, locutores con más saliva que el suelo de un bar de camioneros, equipos entrañables -quién no se acuerda de los patéticos Niupis, ¿o New Kids?-, jugadores psicópatas, y todos, absolutamente todos ellos más feos que pegar a un padre.

Pero de toda esa fauna, queda impreso a fuego en la retina esa pareja de freaks balompédicos que eran los gemelos Derrick, del equipo Hanawa quienes, rodeados por una panda de mantas, se las arreglaban ellos solos para meterles un paquete de goles al desdichado portero que tuvieran enfrente.

Estos tipos, aparte de compartir placenta durante el embarazo de su desdichada madre, también compartieron su pasión por el esférico durante su niñez, además de heredar -quién sabe de qué padre- unos dientes prominentes y cierta inestabilidad emocional que les llevaba a brincar aquí y allá. Esa característica es la que nos lleva al tema del post de hoy: su absurda técnica de la (tachán) Catapulta Infernal (tachán).

Esta pareja de dos sorprendían al rival realizando una espectacular acrobacia que consistía en que uno de los gemelos se tiraba al suelo de espaldas sobre el césped.



Tras deslizar -siempre de espaldas- unos cien o doscientos metros, su hermano saltaba sobre sus piernas flexionadas.



Los dos hacían fuerza con las piernas, y después de decir abracadabra, saltaba como un piojo hasta alcanzar más o menos la altura de trescientos metros (metro más, metro menos):



El resto es historia: gol, y toda una generación de adolescentes colgados de la tele y flipando con esta gente.

Están locos estos japoneses. Y lo que nos gusta.

viernes, 17 de marzo de 2006

jueves, 16 de marzo de 2006

Atrápame a ese castillo

Lo ha vuelto a hacer. Hayao Miyazaki lo ha conseguido de nuevo. Después de dejarnos con la boca abierta con obras maestras como Laputa: el castillo en el cielo, Niki aprendiz de bruja, El viaje de Chihiro, Mi vecino Totoro, y sobre todo Porco Rosso, este nipón nos sirve así, sin avisar, una genialidad marca de la casa estudios Ghibli. Estamos hablando de El castillo ambulante.



Los seguidores del estudio no se verán defraudados en absoluto, pues la película se puede clasificar entre las mejores de su autor.



Como siempre, imaginación desbordante, bandas sonoras de melodías envolventes y serenas, colorido, el trazo de los personajes que ya nos es familiar, todos los ingredientes que Miyazaki sabe aderezar tan bien y que los cocina a fuego lento en su cocina de ensueño, para servirnos este plato delicioso que uno no se cansaría de saborear.



Nos encontraremos un largometraje lleno de personajes carismáticos; no ya los protagonistas que se hacen querer y que devoran la pantalla, sino también los secundarios que le dan el toque de magia a todas las películas made in Ghibli, por ejemplo el espantapájaros y Calcifer, el demonio del fuego. Paisajes, músicas y personajes que evocan otros tiempos que nunca existieron. Nostalgia y recuerdos.



Siempre está presente ese trasfondo de la vieja Europa. Escenarios que están lejos de su Japón natal, Miyazaki nos muestra clichés muy occidentalizados; los mercadillos, las viandas, las hogazas de pan, el queso, la panceta, etc. Todo ello muy alejado de lo que parece ser el modo de vida y costumbres orientales.

Llama la atención el diseño del castillo, que adopta una estética muy a lo Metal Slug. La plástica del dibujo de Miyazaki y sus ayudantes siempre se desmarca por su originalidad y por tener su estilo propio.


Metal Slug...


...y el castillo ambulante. ¿Parecidos razonables?

Una película sobresaliente que no habría que dejar escapar mientras siga en cartelera.

lunes, 13 de marzo de 2006

Apocalypse Snow

Hay un pequeño país perdido entre las montañas donde se pueden encontrar cimas y valles como en ninguna otra parte. A ese lugar se encaminaba el Comando Pollo en busca de sensaciones fuertes.

Tras numerosos avatares y un duro viaje, por fin se alcanzó la meta. La cosa prometía. Y es que el asomarse y encontrarse con estas vistas provoca fuertes chutes de adrenalina.



Metro tras metro, derrape tras derrape, vertiginosos paisajes se sucedían en una infinita sucesión de clichés como los que se pueden ver desde el pico del Cubil.



Bajando el Coll Blanc se podía divisar la parte francesa de Porté Puymorens. Fuertes pendientes sobre acantilados para sensaciones inigualables.



Debajo de los picos dominantes también se podían encontrar enormes desiertos de nieve. Blanco intenso que abrasa las retinas que se atreven a ir desprotegidas.



Buscando los rincones escondidos encontrábamos pinos solitarios en la zona del Llano de las Piedras, síntoma de que la expedición perdía altura...



... hasta alcanzar los bosques de pinos. Deslizarse entre sus ramas mezcla la euforia desbordante, el silencio majestuoso, y el viento que silba en una zona mágica.



En un continuo sube-y-baja, las cimas nos recuerdan quienes son las que mandan allí. Dos mil quinientos metros de roca cayendo con aplomo hasta el valle no se ignoran así como así.



Pero los bosques de Pessons siempre están allí para ofrecer cobijo.



El viento es realmente helador y moldea el terreno a su antojo dejando su impronta en las formas torturadas que nos presenta la nieve helada.



No todo son crestas y acantilados. La montaña se viste con su falda blanca de curvas redondeadas y aspecto esponjoso. Un deleite.



Bosques y planicies blancas se suceden unas a otras sin parar. La zona de Montmalús invita a visitarla y contemplar el circo de Colells.



Desde arriba se tiene una perspectiva muy diferente del panorama que nos rodea. Las copas de los árboles están debajo de nuestras suelas...



...y nos invitan a pasar entre sus troncos cuando bajamos de la Llosada.



Los valles que alcanzamos a adivinar desde Enradort son increíbles. Pero esta vez no será. Ahora bajamos hasta el lago de Cubil.



El Comando Pollo no se cansa de maravillarse con tanto monumento natural.



El monte Pedrús observa desde lo lejos. Los aludes en sus laderas son el claro síntoma de las importantes nevadas que han caído hace pocas horas.



Muy por encima del camino de Pessons, la tentación de salirse de las rutas trazadas es demasiado fuerte. Aquí solamente quedan la destreza del esquiador, el silencio absoluto, la incertidumbre, el paisaje.



A la sombra del pico de Espiolets, nos encontramos una pendiente abrupta. El cansancio del día hace más difícil bajarla, pero el premio merece la pena.



En cambio, la naturaleza nos recuerda que estamos en su dominio, del cual ella es la dueña absoluta.



Saca la pala, que aquí hay mucho trabajo por hacer...



El viaje de regreso nos deja estampas preciosas, bosques de pinos doblados bajo el peso de la nieve.





Al doblar cualquier curva te puedes sorprender con muestras del románico. Piedra vieja bajo nieve nueva, así desde hace siglos.



Los Tres Mosqueteros presentan armas.





Hasta el año que viene. De eso podéis estar seguros.

jueves, 2 de marzo de 2006

Manifiesto contra el nuevo totalitarismo

Me hago eco de un manifiesto firmado por unas cuantas personalidades relevantes en contra de la ola de fanatismo islámico que se ha levantado en los últimos tiempos. Versiones originales en francés y también en inglés.

Después de haber vencido al fascismo, al nazismo, al estalinismo, el mundo se enfrenta a una nueva amenaza totalitaria mundial: el islamismo.

Nosotros, escritores, periodistas e intelectuales convocamos a la resistencia al totalitarismo religioso y a la promoción de la libertad, la igualdad de oportunidades y los valores seculares para todos.

Eventos recientes, ocurridos tras la publicación de dibujos de Mahoma en varios periódicos europeos, han revelado la necesidad de librar una lucha por los valores universales, que no se librará con las armas, sino en el campo de las ideas. No se trata de una lucha entre culturas o una oposición Occidente-Oriente, sino de un combate mundial que ubica a los demócratas contra los teócratas.

Como todos los totalitarismos, el islamismo se alimenta de miedos y frustraciones. Los predicadores del odio apuestan por esos sentimientos para formar sus batallones destinados a imponer un mundo liberticida y desigual. Pero nada, ni siquiera la desesperación, justifica la elección del oscurantismo, el totalitarismo y el odio. Es islamismo es una ideología reaccionara que asesina la igualdad, la libertad y el secularismo allí donde está presente. Su éxito sólo puede llevar a un mundo de dominación: la dominación de la mujer por parte del hombre y la dominación de todos por parte de los islamistas. Para contrarrestarlo, debemos garantizar derechos universales a los oprimidos y discriminados.

Rechazamos el "relativismo cultural", que consiste en aceptar que los hombres y mujeres de cultura musulmana deben ser privados del derecho a la igualdad, la libertad y los valores seculares en el nombre del respeto por culturas y tradiciones. Rechazamos renunciar a nuestro espíritu crítico por miedo a ser acusados de "islamofobia", un concepto desafortunado que confunde la crítica del Islam como religión con la estigmatización de sus creyentes.

Abogamos por la universalidad de la libertad de expresión, para que el espíritu crítico pueda ejercitarse en todos los continentes, contra todos los abusos y contra todos los dogmas.

Apelamos a los demócratas y a los espíritus libres de todos los países para que nuestro siglo sea un siglo ilustrado, no oscurantista.


Ayaan Hirsi Ali, diputada holandesa que escribió con Theo Van Gogh el documental por el que lo asesinaron.
Chahla Chafiq, escritora iraní exiliada en Francia.
Caroline Fourest, ensayista y autora de un libro contra Tariq Ramadan.
Bernard-Henri Lévy, filósofo francés.
Irshad Manji, periodista canadiense autora de "Mis dilemas con el Islam".
Mehdi Mozaffari, profesor iraní exiliado en Dinamarca.
Maryam Namazie, escritora y productora de televisión.
Taslima Nasreen, doctora nacida en Bangladesh perseguida por apostasía.
Salman Rushdie, novelista condenado a muerte por Jomeini por "Los versos satánicos".
Antoine Sfeir, cristiano libanés que vive en Francia.
Philippe Val, director de "Charlie Hebdo".
Ibn Warraq, autor de "Por qué no soy musulmán".