miércoles, 4 de mayo de 2005

De la Fabulosa Historia de Puerrito y sus Increíbles Aventuras

(Historia basada en hechos reales).

Niños, os vamos a contar lo que les ocurre a los puerros que se juntan con humanos. Esta es la historia de un puerro. Pero no de un puerro cualquiera. Es Puerrito, el valiente vegetal que se lanzó a vivir increíbles aventuras por todo el mundo.

Puerrito tenía una vida plácida, rodeado de los suyos en la sección de frutas y verduras del supermercado Lupa. Allí era feliz, jugaba con los apios, bailaba con las cebollas, y flirteaba con las berenjenas...

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Pero un día, la vida de Puerrito cambió para siempre. Esa vez, Puerrito vio acercarse a tres grandes humanos. Los había visto muchas veces, paseando torpemente frente a su sección, pero éstos se detuvieron frente a él, y lo miraron fijamente. Lo cogieron en brazos, y le dijeron: "Hola, Puerrito, queremos ser tus amigos".

Puerrito se alegró muchísimo de haber encontrado a nuevos amigos con quien jugar. El tierno vegetal, viendo que sus expresiones eran sonrientes y amables, les abrazó fuertemente y les dijo: "Llevadme con vosotros, pues hay mucho más que ver más allá de las Cajas". Aunque en los ojos de la chica de oscura melena, había algo que le inquietaba.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

De la mano de sus nuevos amiguitos, el puerro fue de aquí para allá, descubriendo paisajes que jamás había podido imaginar que existieran. Y así, viajando como nunca antes lo había hecho, Puerrito descubrió el Mar.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Nunca antes había experimentado tal emoción. Una explosión de nuevas posibilidades y mundos por descubrir se abrían ante él. Y junto al mar, con sus nuevos amigos, Puerrito jugó con el agua, nadó y buceó, hizo grandes castillos de arena, con puertas de conchas ¡¡y hasta un foso alrededor!! Ese mismo día, Puerrito descubrió también lo que es el Amor al ser ofrecido por uno de sus nuevos amiguitos como señal de eterna amistad.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Y Puerrito se sintió feliz de estar con grandes amigos, que le querían como si fuera uno más.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Siguieron caminando, saltando y correteando todos juntos y alegres, libres cual mariposilla. Puerrito no paraba de ver más y más cosas nuevas, entusiasmado. Él y sus amigos jugaron y rieron todo el día en los columpios hasta que no pudieron más.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Siguieron paseando a la vera del mar, y Puerrito iba escuchando a sus nuevos amigos hablar de sus preparativos para la comida: "¡¡Saldrá genial!!" decía uno. "¡¡¡Y mira que nos olvidábamos del ingrediente principal!!!" añadió el otro. Puerrito pensó que era una comida sorpresa que le preparaban, en la que él sería el invitado de honor. Mientras seguían hablando la chica del grupo les dijo: "¡Eh, chicos!! ¿Por qué no subimos a Puerrito a la estatua?". Puerrito emocionado ante la perspectiva de una nueva aventura salió entusiasmado de la bolsa del super agitando con emoción sus tiernas hojas... Salvo que no fue colocado gentilmente en la estatua, sino clavado en la lanza de la misma mientras sus nuevos amigos se reían cruelmente de él... ¡¡Puerrito no se lo podía creer!!

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Puerrito empezó a gimotear: "¿Por qué me hacéis esto?", alcanzaba a decir entre sollozos. Mientras estaba colgado de la lanza oía la exclamación de uno de los chicos: "¡¡Eh!! ¡¡Que ahí arriba se va a estropear y luego no nos sirve!!". ¿Servir para qué? ¡Ah, siii! Iban a hacer una comida en su honor, le había parecido oír... Sintió cómo lo bajaban y lo metían nuevamente en la bolsa de la que no volvió a salir hasta que llegó a la casa de los humanos. Una vez en casa, observó horrorizado cómo tenían a un pobre fuetito colgado cruelmente de una puerta.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

El miedo le congeló la savia, por lo que no pudo observar a la chica que sacaba un cuchillo que iba a parar directamente a sus hojas.

La fabulosa histoia de Puerrito y sus incréibles aventuras

Y hasta aquí llegó la fabulosa aventura de Puerrito, el puerro valiente.

Nota: Sul, Latin y Lissel agradecen enormemente a Puerrito su colaboración por hacer inolvidable su viaje a Santander y provocar que la comida china que hicieron adquiriera un sabor especialmente sabroso. Puerrito, ¡¡¡te queremos!!!

P.D.: Compre puerros.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

casi ioro neng xD pero de pena, que histori atan enternecedora y trágica

Anónimo dijo...

ostia e olvidaba de decir: Dani-san

oRLoFF dijo...

Por eso es mejor Haloscan para los comentarios... ah, y Puerro´s Returns YA!!

Anónimo dijo...

¿¿¿Pero sabéis cocinar comida oriental??? Pobre puerrito, la historia ha llegado a oidos de mi pobre melón que ahora no deja de mirar el microondas entre sollozos y pataleos.

Rabia contenida, dice que es. Será cabrón el puto melón...

Van Der Havoc