domingo, 8 de octubre de 2006

Las pequeñas y sencillas cosas de la vida

La felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna...

Esta perorata de Groucho Marx viene al cuento cuando uno se para a ver la "casita" que se están haciendo unos en Deer Valley (Utah), una de las más exclusivas estacianes de América.

Mansión

La casita en cuestión se encuentra situada en un enclave único. Ubicada en la montaña a 2400 metros, destaca por su lujo insultante y por sus exclusivas características, que son, entre otras cosas:

  • 7 suites
  • 8 chimeneas
  • 11 WC
  • Garaje para 10 (¿¡10!?) coches
  • Piscina interior
  • Sauna
  • Gimnasio
  • Cine
  • Ascensor (tamaño de hotel)
  • Ascensor privado (¡!) para la suite principal
  • Sala de preparación para el esquí, con guarda-esquís, chimenea y televisión, con salida al camino con calefacción, con 15 metros a través del cual se accederá al único telecabina privado del mundo.

Mansión

Si ustedes me permiten, me voy a jugar un boleto del euromillón, que al parecer hay bote.

4 comentarios:

Nanna dijo...

Qué fuerte Mari, qué fuerte!flipando me dejas ante tanto dispendio...

Naif dijo...

Pues más flipanding te voy a dejar cuando os invite, que me entregan las llaves la semana que viene.

oRLoFF dijo...

Me conformaría solo con vivir en el ascensor.

Txapulín dijo...

Ahora entiendo por qué este año no te he visto en Sitges, tienes lugares más interesantes donde ir... :)