lunes, 9 de octubre de 2006

Garrulo al volante, peligro constante

Todos los que hayan sido capaces de sacarse el carné de conducir y hayan dado algo más que una vuelta a la manzana habrán tenido la oportunidad de cruzarse con uno de esos minicoches de baja cilindrada que la gente puede conducir sin el preceptivo documento que les habilita para ello.

Sin carnet

Aunque se suele decir que está mal generalizar y que es injusto y patatín y patatán, pues resulta que los que llevan estos cochecitos son, además de unos garrulos, unos peligros sobre ruedas. Generalizar estará mal pero es inevitable hacerlo.

No ha habido vez que me haya cruzado con alguno de estos demonios sobre ruedas para ver, con asombro, cómo ponen en peligro la vida de los demás sin importarles lo más mínimo. Total, estaría fatal que alguien les privara de su libertad de conducir libremente por el mundo. Por supuesto que sí.

La última ocasión fue la gota que colmó el vaso. Una tipa iba en su minibólido cuando, para sorpresa de los presentes, decidió que eso de las rotondas no iba con ella así que decidió tomarla por la izquierda, en el sentido de las agujas del reloj. No contenta con esa proeza, decidió que eso de las direcciones prohibidas era una norma que se aplicaba a los demás pero no a ella. Así que salió de su rotonda y se metió por dirección prohibida porque vivía por ahí cerca, y eso de tener que dar un rodeo para respetar las normas de circulación es propio de imbéciles.

Para redondear semejante barbaridad, habría que comentar que venía un coche de frente que tuvo que frenar y echarse a un lado. Un idiota, seguramente, que no comprende que el mundo es para los autodidactas del volante.

Y eso es lo que pasa cuando a los necios se les hace creer que no necesitan aprender de un profesor y que pueden ir por la vida de autodidactas.

Abolición de los minicoches sin carnet de conducir YA. ¿Que habrá personas que no podrán conducir? Deberán aprender a vivir con esa frustración. Desde luego yo no lo sentiré por ellos.

3 comentarios:

Dan Solo dijo...

Los publicistas tienen la culpa. No necesitas carnet, yuju. Pero sí que necesitas aprender a conducir.

La tiparraca de la que hablas, es muy posible que hiciera lo mismo con la licencia. El hecho de tener o no tener el carnet es lo de menos.

Nanna dijo...

¡apuf! y yo sufriendo las clases de conducir en la autoescuela. Nada, nada... cochecito de éstos al canto y ale, a saltarme las normas que para eso están XDDD

oRLoFF dijo...

Al principio me hacían gracia, pero el día que vi un chaval de unos 14 años con uniforme del cole llevar un trasto de esos con el despiste natural de un pajillero en plena efervescencia me dije...: NO.

Nota para el autor del post: "El manual me dirá cual es el pedal del velocitator y cual el del deceleratrix".