domingo, 27 de noviembre de 2005

Este barco es una ruina

Antes de que llegaran los culebrones sudaquiles, en las sobremesas ochenteras de esas tardes inacabables con Hermida y otros dinosaurios catódicos, lo que se llevaban eran series made in USA de lo más variopinto.

Muchos pensarán en primer lugar en Falcon Crest, Dinastía o Dallas. Puede que incluso en Cheers. Pero ninguna de todas esas llegaba al nivel edulcorado que destilaba una en particular: exactamente, estamos hablando de Vacaciones en el mar, serie que por cierto venía de una película anterior.

Vacaciones en el mar
¿Título de una serie o de una peli porno?

Mucho antes de que Leo la palmara al irse a pique el Titanic (si alguien no ha visto la peli, que se joda), lo que nos servían en la pantalla pequeña era un folletín que se desarrollaba en un crucero de lujo, que entre parada y parada en lugares idílicos nos presentaba situaciones imposibles endulzadas al máximo, personajes de sonrisa Colgate y todos, fíjate tú, millonarios podridos de dinero.

Vacaciones en el mar
Romance sin fin en el balco del amooollll: el capitán lo intenta con una chica de las de Barely Legal

Parejas del IMSERSO con cuentas corrientes astronómicas que iban a curarse su artritis en un crucero de lujo en lugar de esperar pacientemente a que les atendieran en las listas de espera de la Seguridad Social. Viejas señoronas con más chatarra colgando del cuello que el propio Mister T. Matrimonios ricachones con hijos repelentes. Y pijas -de las de verdad, no de las de Aquí no hay quien viva- que iban de vividoras a ver si cazaban algún ligue mientras se echaban cobre a la piel tumbadas en la cubierta VIP del buque. Vamos, que la serie era algo así como "Los ricos también lloran, pero menos".

Vacaciones en el mar
Con ustedes, 'In the Navy', de Vllage People

Para atender las inquietudes espirituales de tanto personal acaudalado -quién quiere perder el tiempo con el tai-chim-pom pudiendo pegarse unas semanitas de crucero por el caribe- estaba la tripulación, auténticos consejeros sentimentales de todos los personajes que había en las diversas tramas secundarias que se cruzaban en cada episodio.

Vacaciones en el mar
Este tío es un Don Juan de los mares: le mete fichas a toda su tripulación. ¿Por qué todos los marineros conocidos son unos babosos?

Al parecer era una panda patrocinada por algún dentífrico, visto el brillo deslumbrante de sus dentaduras. ¿Alguien vio alguna vez a estos abnegados currantes del mar sin una sonrisa en la cara? Efectivamente, esta gente tenía el secreto de la eterna felicidad. Y además no tenía familia, pues no se sabe de nadie que tuviese vacaciones -al fin y al cabo trabajar en ese barco era como tener vacaciones sin fin- aunque sospechamos que en aguas internacionales no alcanza eso del estatuto del trabajador ni ninguna otra legislación de ámbito laboral.

Vacaciones en el mar
Una niña en la tripulación. ¿Qué dice el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales al respecto?

Confieso que no vi demasiados capítulos de Vacaciones en el mar, pero me fascinó ese aire kitsch empalagoso, donde nada iba mal, y todo acababa feliz , súper súper feliz.

Vacaciones en el mar
La tripulación, en un curso de prevención de riesgos laborales impartido por el INEM

Vacaciones en el mar
Se vende barco, pocas millas, perfecto estado, tripulación sin derechos laborales

Pero por encima de todo eso, lo que más me fascinó siempre era la letra de la musiquilla que abría cada capítulo, compuesta por Paul Williams y Charles Fox (algún día tendré que dedicarle un post a IMDB). Es escucharla y dar un salto veinte años atrás en el tiempo.

Love, exciting and new
Come aboard, we're expecting you.
Love, life's sweetest reward.
Let it flow, it floats back to you.

Love Boat soon will be making another run
The Love Boat promises something for everyone
Set a course for adventure,
Your mind on a new romance.

Love won't hurt anymore
It's an open smile on a friendly shore.
Yes LOOOOOOOOOOOOOOOVE! It's LOOOOOOOOOOOOOOOVE! (hey-ah!)

Love Boat soon will be making another run
The Love Boat promises something for everyone
Set a course for adventure,
Your mind on a new romance.

Love won't hurt anymore
It's an open smile on a friendly shore.
It's LOOOOOOOOOOOOOOOVE! It's LOOOOOOOOOOOOOOOVE! It's LOOOOOOOOOOOVE!
It's the Love Boat-ah! It's the Love Boat-ah!

La saga duró en antena durante varias temporadas, tuvo varias sagas (The Love Boat II, The New Love Boat), e incluso unas secuelas modernas (The Love Boat: A Valentine Voyage, The Love Boat: The Next Wave, The Love Boat: The Next Dame y The Love Boat: TV Tales (¿¿??)), pero como suele ocurrir con estas cosas, no aguantaron bien el paso del tiempo y lo que era diabetes-kitsch se convirtió en caspa pura y simple. Si es que ya no se hacen culebrones como antes.

2 comentarios:

Lily dijo...

La niña es hija del Capitán. Sí que tienen familia.

Naif dijo...

Eso. ¡Además incesto!