sábado, 7 de marzo de 2009

Quis custodiet ipsos custodes o su puta madre

Mira que las películas basadas en superhéroes de cómic son malas, pero que malas-insufribles. Tres abominables entregas de Spiderman, otras tantas de X-Men, que si Hulk, los 4 Fantásticos y demás morralla comiquera nos han hecho potar cada vez que le hemos dado una nueva oportunidad a la gran pantalla. Pero erre que erre, el resultado acababa siendo el mismo: puños por el culo por doquier a productor, director, guionista y actores, que se empeñan en hacer llorar al niño Jesús mientras se arranca los ojos de cuajo y se los mete por el culo.

Pero con Watchmen han llegado demasiado lejos. No hay derecho a que nos martiricen durante 160 minutos con un bodrio que te da ganas de tirarte al suelo, llorar y patalear como una niñata con berrinche.

Esto me pasa por ser demasiado indulgente y pensar "venga, si después de todo no puede ser tan malo". Trataré de que no vuelva a ocurrir.

3 comentarios:

Luiyo dijo...

No será para tanto... ¿no?

epi dijo...

Eres un ingenuo, solo con ver el trailer bastaba, olia a mas mierda que el culo de Goatse.

Ricardo dijo...

Es una película estupenda.