lunes, 1 de mayo de 2006

Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cimas de la miseria

Al parecer nos prometen que dentro de veinte años no quedará más energía nuclear en España (sin decirnos muy bien con qué se va a suplantar todo eso). Supongo que tamaña subnormalidad debe ser muy rentable a corto plazo bajo la forma de populismo, fotos en el periódico y palmaditas en al espalda de cuatro giliecologistas. Nos dan la noticia precisamente en el momento en que algunos se están dando cuenta que la energía nuclear es la más potente y limpia de cuantas tenemos instaladas (mientras que la ingente cantidad de centrales térmicas instaladas en España contaminan y nos hace depender de combustibles fósiles). En fin, como siempre, aquí haciendo caso a los parias, un país que en cuanto se va la luz se pone el grito en el cielo por "el país tercermundista en el que estamos"... Cuando dentro de cincuenta años Europa sea autosuficiente con su energía producida por lo nuclear, aquí nos daremos cuenta de que hay que construir más centrales de este tipo, pero con el retraso de siempre. Y los mismos que hoy aplauden con las orejas no dudarán en decir eso de que "Europa empieza en los Pirineos" sin pararse a pensar que será por culpa de esa casposa forma de pensar.

Pero ya estoy viendo el negocio de todo esto. Al final acabaremos comprando la energía a Francia, que está producida casi íntegramente por lo nuclear, y los intermediarios que se llevarán jugosas comisiones serán el cuñado o la hermana de tal o cual ministro. Y si no, al tiempo...

PD: no, la energía solar y la eólica es de juguete comparado con sus "hermanas mayores".

3 comentarios:

Dan Solo dijo...

Ese vaticinio tuyo es digno de Nostradamus, vamos ¬¬ ...

Además, ¿qué se puede esperar de alguien que se toma en serio lo de dar derechos humanos a simios?

P.D.: Muy adecuada la cita del maestro Groucho.

McNuel dijo...

Amen

Amandil dijo...

Yo siempre he pensado que la energía nuclear es una de ls mejores bazas que tenemos para erradicar en buena medida nuestra dependencia del carbón y del petroleo. Y ahora más, viendo quienes controlan la mayor parte del petróleo en el mundo. Países que ofrecen unas garantías de lo más escalofriantes: Venezuela, Bolivia, Irán, Nigeria, Arabia Saudí, Irak... ¡como para echarse a temblar!

Vale, el uranio contamina, pero una "pila" de uranio funciona en una central una media de 10 años y se puede almacenar con medios completamente seguros bajo tierra. Y quizá de aquí a 20 años se descubra la fusión y nos tengamos que olvidar de "residuos" radiactivos.

Pero al final se llevan el gato al agua los ecologoides subvencionados con nuestro propio dinero ¡y a vivir del cuento!